AGUAS TURBIAS.

Nadie puede beber agua de un espejismo. Han Shan.

Recibí en días pasados un correo electrónico de SOS- Sistema de Observación para la Seguridad ciudadana; el documento fue titulado “el Presidente de México no está solo”; Contiene un mensaje de rechazo a la intervención Presidente francés, Nicolás Sarkozy, a favor de la repatriación de la ciudadana francesa Florence Cassez, quien, junto a Israel Vallarta, ha sido considerada líder de la banda de secuestradores Los Zodiaco, ha sido declarada culpable y sentenciada a 60 años de prisión, por la justicia mexicana.

Según se desprende de información publicada, ella fue detenida al mediodía del 8 de diciembre de 2005, fue retenida dentro de un vehículo hasta las cuatro de la mañana del día 9, fue luego conducida de regreso al rancho Las Chinitas, de donde había salido el día anterior; ya en dicho lugar, se montó un escenario con armas de alto calibre, municiones, fotografías y documentos, para transmitir en vivo su detención en el noticiario matutino de Televisa, Primero Noticias.

La preparación de ese escenario fue una realidad, como lo ha aceptado el exdirector de la AFI y actual secretario de Seguridad Pública, quién argumentó que fue “a petición de las televisoras”, dicho que fue negado por la televisora, que terminó despidiendo, el 6 de febrero de 2006, al reportero Pablo Reinah. El 14 de febrero de 2006, Reinah interpuso una queja, por el daño a su honorabilidad, ante la CNDH, misma que consideró que el reportero tuvo la razón en su alegato, después de recibir de la AFI, una notificación respecto de que en “la información que se le proporcionó (al reportero) sobre el operativo desarrollado por elementos de la Agencia Federal de Investigación, no se precisó que la detención de las personas ocurrió antes de su llegada y, por lo tanto, no se le proporcionó información completa, objetiva y veraz”.

Ante las declaraciones de las víctimas, es difícil dudar de la culpabilidad de Florence Cassez, de hecho, ya ha sido sentenciada. No obstante, al pretender un conflicto por el requerimiento de repatriación del Presidente Sarkozy, parece que estamos bebiendo de un espejismo, olvidando que la recreación artificial de la detención llenó de vicios el debido proceso de la inculpada; las pruebas que hubiesen existido en el lugar de los hechos podrían haber perdido su validez, al sembrar armas, documentos y fotos ajenas al escenario criminal.

Si Florence Cassez, fuera extraditada y la justicia francesa la pusiera en libertad, no podríamos culpar al Presidente Calderón, ni al Presidente Sarkozy, sino a los autores del contubernio que privilegiaron el valor noticioso del montaje por sobre su ética profesional y, lo más grave, por sobre nuestra confianza.

Independientemente de lo que suceda con el caso Florence Cassez, el correo electrónico del que le hablé al principio contiene afirmaciones que me resultan preocupantes, pues dice: México es un país en guerra y no podemos ceder ni un milímetro al enemigo. Un traficante es un enemigo, un ladrón es un enemigo, una secuestradora es una enemiga.

MÉXICO NO ESTÁ EN GUERRA, la afirmación contraria solamente ha servido para ocultar las ineficacias del aparato de justicia y seguridad; bajo tal afirmación, hoy, usted o yo podríamos ser considerados bajas de guerra, por el simple hecho de aparecer descabezados; sin investigación de por medio se nos consideraría narcos, capos o lugartenientes, y pasaríamos a formar parte de las estadísticas de narcoejecuciones.

También nos estamos equivocando al permitir que se llame enemigos a los criminales; el enemigo no necesita nombre ni rostro y probablemente ni siquiera ha cometido crimen alguno. El criminal, por el contrario, es ALGUIEN de quien, mediante el debido proceso, hemos demostrado su culpabilidad respecto de un delito tipificado en nuestras leyes. Pero, para los limitados y corruptos, es más difícil demostrar la culpabilidad de un criminal que etiquetar la otredad del enemigo.

Me preocupa que las organizaciones civiles, posiblemente motivadas por un inocente consumo de imágenes y expresiones de violencia extrema, se conviertan en acríticas cajas de resonancia de los mensajes de terror que diluyen nuestra capacidad de pensar y reflexionar.

Cierto, “el Presidente de México no está solo”, no debe sentirse solo, debe sentirse tan apoyado como observado por nosotros, los ciudadanos (he aquí el verdadero valor de las organizaciones ciudadanas). Pero, falso, no necesita nuestro apoyo para enfrentar un conflicto inexistente: el Presidente Sarkosy no vino a amenazar a la justicia de nuestro país; ella, nuestra justicia, está amenazada por la ineficacia, la corrupción y la impunidad.

Por la naturaleza del tema debo concluir:

·            Esta no es una defensa de Florence Cassez, tampoco es una recriminación a las organizaciones ciudadanas por manifestarse contra la petición del mandatario francés.

·        Esta es una expresión de alerta, por el miedo que se respira en la irracionalidad de algunas frases que comienzan a tornarse comunes: guerra, enemigo, acabar con los otros. Es, también, una pregunta: ¿Por qué desviar la atención hacia Florence Cassez, cuando es evidente un error de enormes proporciones, provocado por la actitud irresponsable de una televisora y de los responsables de nuestra seguridad pública?.

En la democracia, el mal mayor para la ciudadanía resulta de la violación de sus derechos por parte del Estado. En su actuar, la autoridad no debe violar la ley, pues, de hacerlo, se transforma en un mayor riesgo para nuestra sociedad, mucho menos puede hacerlo con propósitos propagandísticos.

 

F. Crisóstomo.

 

Nota:

Se solicita un Sarkosy, para Jacinta.

1 Response to “AGUAS TURBIAS.”


  1. 1 Alex marzo 12, 2009 a las 23:23

    El problema es que muchas asociaciones sin importar su conformacion, ya sea de arquitectos, defensores de los derechos humanos, entrenadores de perros o como se llamen no llevan a cabo un programa de investigacion de ninguna magnitud sobre los temas que manejan y como muchas cosas en la vida creo que siguen opinando y tomando decisiones basados en modelos mentales que ya dejaron de existir en la realidad aunque siguen moviendo al mundo a traves de las ideas; pero hay ideas mas peligrosas que otras cuando se toman como verdades.
    Saludos a la Seguriteca!!

    Alex Gonzalez.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: