RADIACIÓN DE FONDO

 

No me gustan mucho los ciegos, como a la mayoría de los sordos.

 Luis Buñuel.

 

Dicen que si sintonizamos una estación sin emisora, en el televisor, parte de la “nieve” que veremos corresponde a los vestigios del origen del Universo. Al principio fue solo una predicción teórica, hoy, la mayoría de los cosmólogos consideran esa radiación como la principal evidencia del Big Bang, más aún, el espectrofotómetro FIRAS (en inglés The Far-Infrared Absolute Spectrophotometer), en el satélite COBE de la NASA ha podido “escuchar” un ruido de fondo que podría ser el vestigio de aquella gigantesca explosión.

En medio del maremágnum mediático que rodea a la “guerra” contra el crimen organizado, un mensaje viene adquiriendo consistencia: ¡La fuerza ha fracasado!.

La Comisión Latinoamericana sobre Drogas y Democracia en su declaración titulada “DROGAS y DEMOCRACIA: Hacia un cambio de paradigma” nos refiere que “Las políticas prohibicionistas basadas en la represión de la producción y la distribución, así como la criminalización del consumo, no han producido los resultados esperados. Estamos más lejos que nunca del objetivo de erradicación de las drogas”.

La declaración nos invita a romper tabúes, a reconocer los fracasos de las políticas vigentes y sus consecuencias y a plantear un nuevo paradigma basado en estudios científicos y no en principios ideológicos; un nuevo paradigma menos centrado en acciones penales.

El World Drug Report 2008, de la Oficina para las Drogas y el Crimen de las Naciones Unidas concluye: “El sistema internacional de control de drogas (…) ha logrado contener el problema de las drogas ilícitas (…) Sin embargo, no ha resuelto el problema para el que fue creado (…) Es necesario avanzar en tres áreas: En primer lugar, la salud pública – el primer principio de la lucha contra las drogas – debe ser devuelta al centro del escenario. Actualmente, la cantidad de recursos y apoyo político para la seguridad pública y la aplicación de la ley son muy superiores a los dedicados a la salud pública. Esto debe ser re-equilibrado (…) En tercer lugar, la protección de la seguridad y la salud públicas debe hacerse de tal manera que se respeten los derechos humanos y la dignidad (…) Aunque las drogas matan, no hay que matar a causa de las drogas.”

En México, hoy, por cada peso dedicado a la prevención de las adicciones, se destinan más de seis pesos a la represión. Aunque el consumo no es considerado un delito, sí ha sido criminalizado, pues por todas partes se extiende la idea de que deben aplicarse pruebas toxicológicas previas a la obtención de un empleo. La lucha contra el Narco en los últimos tres años, además de haber dejado un saldo fatal de diez mil narcoejecuciones, ha mostrado el enorme deterioro del aparato de seguridad pública y procuración de justicia, instituciones cuyo papel en esta lucha ha sido reducido a la calidad de testigos de la pugna entre bandas del crimen organizado. Recientemente (18 de marzo del 2009), en Culiacán, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, José Luis Soberanes ha manifestado que a diez años de haberse creado la Policía Federal Preventiva (PFP), la corporación se encuentra abandonada, mientras que la Procuraduría General de la República (PGR) está colapsada.

Entre airados reclamos, la colaboración México-EEUU ha sido reducida al Plan Mérida, que no significa otra cosa que, el país etiquetado como el mayor consumidor de drogas del mundo destina recursos bélicos con tal de mantener la violencia alejada de sus fronteras, de la misma manera que lo ha hecho en el pasado mediante el Plan Colombia. Por cierto, al respecto, Francisco Santos Calderón, Vicepresidente de la República de Colombia desde 2002 (reelecto en 2006), declaró al periódico El Tiempo de Bogotá: esta ayuda de Estados Unidos “cumplió ya su función” (…) “Ya no es necesaria”(…) “Su costo para la dignidad del país es demasiado grande”.

Al igual que con el Big Bang, al principio hubieron advertencias hipotéticas que indicaban que uno de los costos de esta “guerra” sería el deterioro de nuestro sistema jurídico-policial; Del mismo modo que la radiación de fondo ha sido confirmada por el satélite COBE, hoy tenemos fuerte evidencia de que la seguridad pública y la procuración de justicia se encuentran en ruinas. En el Informe del Resultado de la Revisión y Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2007, realizado por la Auditoría Superior de la Federación, aparecen las siguientes puntualizaciones relacionadas con el Sistema Nacional de Seguridad Pública:

·        y en cuanto al estado de fuerza, se observó que, en aquellas entidades donde el total de elementos preventivos por cada 100,000 habitantes es mayor a la media nacional, la tasa de crecimiento del índice delictivo tiende a elevarse; esto es, a más policías, mayor número de delitos.

·        Más del 50% del personal policial preventivo a nivel nacional no está calificado para ejercer eficientemente sus funciones

·        pocos policías se encuentran en buenas condiciones de salud; y más del 14.0% registró algún trastorno psicológico, todo lo cual significa un riesgo a su entorno social, personal o laboral

·        se puede afirmar que dicho Sistema (Sistema Nacional de Información), después de 13 años, sigue sin proporcionar el servicio para mejorar las estrategias y recabar datos en beneficio de las áreas de investigación policial que se requieren para el combate de la delincuencia.

·        El subejercicio de recursos presupuestales revela, con claridad, la ausencia de una estrategia de gestión,

Hoy, el ruido de fondo nos advierte respecto de que el camino de la “guerra al crimen organizado” nos puede llevar a la debacle de nuestra incipiente democracia y, más grave aún, de nuestra sociedad…

…¿será posible evitarlo a balazos?

 

F. Crisóstomo.

 

Nota: El único logro del prohibicionismo ha sido mantener artificialmente alto el precio de las drogas.

 

0 Responses to “RADIACIÓN DE FONDO”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: