CONFIANZA Y SEGURIDAD

Seguramente usted conoce muchos casos de organizaciones que se niegan a morir, algunas, incluso, oponiéndose a su propósito fundacional. Las organizaciones pueden, a veces, reflejar características propias de los sistemas vivos: una vez que nacen, asumen como su primer objetivo el de persistir.

Arie de Geus, ex CEO de Shell, en 1997 publicó un artículo denominado “The Living Company”; sus conclusiones surgen de un estudio desarrollado en 1983, acerca de la longevidad de las empresas, concentrándose en aquellas con más de 100 años de antigüedad, con una posición relevante dentro de la industria y con una sólida identidad corporativa; cuatro fueron los factores comunes a las empresas longevas: Financiamiento conservador, Sensibilidad del mundo que los rodea, Conciencia de su identidad y Tolerancia a las nuevas ideas. El artículo dejó la percepción de que las organizaciones podrían ser estudiadas desde la perspectiva de los sistemas vivos, reconociendo que toda organización que ha vivido más de un siglo y ha conservado su vitalidad e identidad, debió asimilar cambios culturales profundos y habría mucho que aprenderle.

Nuestras organizaciones son sistemas abiertos, su persistencia y desarrollo dependen de mantener la eficiencia en la interacción con su entorno; el riesgo es un componente natural de ese entorno; los especialistas en seguridad, por la naturaleza de su profesión, mantienen la pretensión de erradicar el riesgo; no obstante, muy frecuentemente, el éxito de las organizaciones está asociado a la aceptación de mayores riesgos. Aceptar riesgos implica conocerlos y tener cierto grado de certidumbre respecto de la conveniencia de establecer controles sobre ellos. El control en las organizaciones puede ser solamente un espejismo, cuando no se tiene en mente el caos en el que las organizaciones se desarrollan.

Para aclarar esta última idea permítame contarles una conocida historia de negocios: El Japón tiene una extraordinaria tradición culinaria de pescado crudo; para que el pescado crudo sea bueno, debe ser fresco; la pesca artesanal es garantía de frescura, no así la pesca industrial, pues, para ser rentable, debe operar en aguas profundas, lejos de las costas, y transportar el pescado de regreso a la costa. El almacenamiento congelado del producto fue una primera solución, sin embargo, el exigente paladar japonés reconocía la diferencia. Alguien planteó una alternativa, trasladar el pescado vivo en estanques dentro de los buques; la mejoría no fue suficiente, muchos peces morían, muchos otros llegaban en un estado casi catatónico. Alguien más tuvo la idea de poner en el estanque a un tiburón; el resultado fue sorprendente, aunque algunos peces terminaban en la panza del tiburón, el resto llegaba en muy buen estado, verdaderamente vivos.

Recientemente, Jorge Tello Peón, una de las voces más escuchadas en temas de seguridad, aseguró que: “La seguridad plena (objetiva) es un “sueño de la razón”. El nivel de seguridad es lo que hace la diferencia”. La seguridad es un constructo mental, su práctica profesional debe generar certeza a partir de las buenas prácticas que aplicamos para evitar daños, no a partir de la adivinación del futuro, ni de la creación de falsas expectativas, ni de la promoción del miedo.

Desde la perspectiva de la seguridad, nuestras organizaciones, para asegurar su persistencia, deben: preservar sus recursos críticos, asegurar la continuidad operacional de sus procesos críticos y proteger su prestigio, manteniendo la confianza de las partes interesadas críticas; entendiendo que es, esta última, la moneda de cambio para persistir en los negocios.

Hoy, todos buscamos establecer y mantener relaciones con socios comerciales que inspiren confianza, misma que, en materia de seguridad, puede significar la demostración de conformidad con estándares internacionalmente aceptados. A este respecto, le cuento que ASIS International, influyente organización de profesionales de la seguridad, publicó, el año pasado, un estándar que pretende ser referencia de buenas prácticas de gestión para la seguridad, la preparación ante desastres y el aseguramiento de la continuidad operativa. Es una herramienta excelente para apoyar a los responsables de seguridad en sus esfuerzos de planeación, implementación, operación, evaluación y mejora. Un gran capital humano fue invertido en su desarrollo; hubo un enorme cuidado para mantener la congruencia con los estándares publicados por la ISO (International Organization for Standardization) y para facilitar su implementación en organizaciones con sistemas de gestión maduros; sin duda, un loable esfuerzo que podría ser de gran ayuda a quienes nos dedicamos profesionalmente a tareas de seguridad.

Sin embargo, aún hay quienes creen que los estándares (que son compilaciones de buenas prácticas probadas), para ser aplicables, tienen que ser declarados obligatorios por alguna autoridad; eso equivale a negarme a tomar una aspirina, cuando me duele la cabeza, si no me lo ordena el médico. La aplicación de prácticas estandarizadas genera confianza, certidumbre y transparencia en la actividad profesional; no hacerlo es abrir los espacios para que “a rio revuelto, ganancia de pescatontos”.

Si su organización pretende cumplir muchos años y entre sus objetivos está el de generar confianza, en materia de seguridad, o si usted quiere conocer alternativas de buenas prácticas, conviene que le eche una mirada a este estándar.

F. Crisóstomo.

Nota: esta es la liga para descargar gratuitamente el estándar…

http://www.asisonline.org/guidelines/ASIS_SPC.1-2009_Item_No._1842.pdf

1 Response to “CONFIANZA Y SEGURIDAD”


  1. 1 ANTONIO RODRIGUEZ. mayo 1, 2010 a las 00:28

    Estas cuatro caracteristicas sin duda son ciertas.
    yo agregaria que en Mexico gran cantidade de empresas son escencialmente familiares. Esto las limita mucho en su desarrollo, puesto que aunque tengan buenos principios, muchas veces las perspectivas familiares las desvian del desarrollo o las limitan del exito.
    En fin, sin duda que aplicar estos consejos es benefico para las empresas.
    Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: