TORRES Y TRABAJO EN EQUIPO

He aquí que todos forman un solo pueblo y todos hablan una misma lengua, siendo este el principio de sus empresas. Nada les impedirá que lleven a cabo todo lo que se propongan. Biblia judeocristiana, Génesis.

¿Recuerda usted la historia de La Torre de Babel?; inscrita en la Biblia judeocristiana, se refiere a una mítica construcción que los hombres pretendían hacer llegar hasta el cielo; obra que los dioses decidieron detener, confundiendo la lengua de los hombres, para evitar su entendimiento y, por tanto, su capacidad de colaborar. Así de profunda en el tiempo es la huella del trabajo en equipo, aún cuando el tema parezca, siempre, estar de moda.

Encontré un interesante ejercicio de trabajo en equipo; consiste en formar equipos de cuatro personas, pedirles que construyan una torre, y que ésta termine con un malvavisco en la parte superior, utilizando: 20 tiras de espaguetis, una yarda de cinta y una yarda de cuerda. Lo más interesante son las conclusiones que se han obtenido a lo largo de más de 70 talleres, con grupos diversos.

En principio, los recién graduados de administración tienen los peores desempeños, en tanto que los niños de preescolar tienen los mejores. Los primeros, comienzan por discutir y calcular, luego se enfrascan en una lucha por el liderazgo, en seguida planifican, organizan, diseñan, implementan y, casi al término del plazo (18 minutos), colocan el malvavisco encima de la estructura, siendo hasta entonces que logran saber si la estructura funciona o se derrumba. Los niños, por el contrario, comienzan por el malvavisco y van uniendo, por debajo de este, las tiras de espagueti con la cinta y la cuerda, corrigiendo las debilidades, conforme se van presentando.

Las diferencias son evidentes: los niños no luchan por el liderazgo, ninguno desea ser el creador del plan perfecto, comienzan por el objetivo (el malvavisco) y su desempeño es sumamente flexible, ya que van desarrollando prototipos y corrigiéndolos en un proceso iterativo. Otra observación útil, en estos talleres, ha sido que, las personas que tienen habilidades especializadas, como los ingenieros y arquitectos, tienen buenos desempeños, al igual que aquellos cuyas responsabilidades requieren de habilidades de facilitación, como los ejecutivos administrativos, y, cuando se combinan, los resultados suelen ser superiores. También se ha comprobado que, tratar de influir con incentivos económicos, es contraproducente.

Tanto de la alegoría de la Torre de Babel como de los talleres comentados podemos aprender que, para aumentar las posibilidades de éxito en el trabajo de equipo, es conveniente que:

  • comiencen por enfocar un problema común;
  • analicen y decidan la pertinencia de una solución común;
  • utilicen o desarrollen un lenguaje común (los glosarios ahorran mucho tiempo);
  • decidan el soporte tecnológico (¿Qué tecnologías son adecuadas y están disponibles);
  • eviten las luchas de poder (Confrontar las ideas, no las personas);
  • eviten pensar en el único plan correcto (el plan es nada, la planeación es todo);
  • combinen habilidades especializas y de facilitación;
  • eviten los sistemas de consecuencias (No al palo y la zanahoria);
  • Mantengan un proceso creativo iterativo.

Finalmente, quiero traer a su memoria que, en el caso de la Torre de Babel, igual que en muchas obras comunes fallidas, fueron los dioses los que, para evitar que los hombres comunes alcanzaran la fama de llegar al cielo, decidieron poner un alto a tan soberbia obra; así que, si ustedes quieren lograr éxito en sus trabajos en equipo, procuren no invitar a dioses, genios ni gurúes: sus egos pesan tanto que derrumbarán las mejores torres.

F. Crisóstomo.

Nota: le recomiendo visitar la siguiente liga: www.marshmallowchallenge.com

2 Responses to “TORRES Y TRABAJO EN EQUIPO”


  1. 1 Ma. Esther Sarmiento mayo 12, 2010 a las 12:13

    Muy Bueno,

    pero lo mejor es tu comentario final es bueno recordar que hay que evitar el enorme peso de los “egos”

  2. 2 Luis Gonzalez del Rio agosto 14, 2010 a las 17:49

    Quizà la perfecciòn radica en que las cosas no sean perfectas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: