MIEDO O CERTIDUMBRE

“el miedo puede desencadenar la tentación de entregar la libertad a
cualquier demagogo que prometa a cambio fuerza y seguridad.”
Al Gore, “EL ATAQUE CONTRA LA RAZÓN”

 

¿Recuerda usted la película “Monsters Inc”?; si no la ha visto, se la recomiendo. Dentro de una trama caricaturesca, se imprime una crítica a lo que se ha dado en llamar “La industria del miedo”.

La película cuenta de la existencia de un submundo, habitado por monstruos, donde la energía requerida se genera a partir de los gritos de terror de los niños de nuestro mundo. Los monstruos más horripilantes llegan por las noches a los dormitorios de nuestros niños, a través de las puertas de los armarios, practican, entonces, sus mejores sustos y cuan más fuerte griten los niños, más energía conseguirán acumular, para las necesidades de su submundo. No obstante, enfrentan una crisis: cada vez es más difícil asustar a los niños.

Nadie en el submundo duda del terror como vía para obtener energía; incluso, la alta jerarquía del submundo se asegura de extender, entre los monstruos, la creencia de que el contacto físico con los niños es tóxico, por los que los monstruos también temen a los niños y así los miedos se realimentan.

Por accidente, un monstruo descubre que nadie se envenena por tocar a un niño y que su risa también genera energía, incluso más que los gritos de terror; ocurre entonces que el mito se desvanece y, con él, el status quo del submundo; las jerarquías se desmoronan y las especialidades cambian: los monstruos más simpáticos, antes despreciados, remplazan a los más horripilantes, antes venerados.

De lo que nos habla la película es del impacto de un cambio de paradigma. Tomas Kuhn, a mediados del siglo pasado escribió sobre esto. Registró que las comunidades de científicos o de profesionales, dado que se educan en los mismos libros, en las mismas escuelas, con los mismos maestros, comparten un conjunto de conocimientos que casi nunca son puestos en duda, los denominó paradigmas. No obstante, Kuhn asegura que siempre surgen enigmas y anomalías, asuntos que el paradigma no puede explicar o no puede resolver. La acumulación de enigmas y anomalías genera tensión esencial en la sociedad; tensión que impulsa el surgimiento de otras soluciones desde los márgenes, es decir, emergen soluciones propuestas por personas ajenas al paradigma, dando lugar a nuevos paradigmas.

Hoy, la criminalidad se ha transformado, el crimen organizado plantea retos que rebasan los instrumentos de seguridad pública y exigen de perspectivas más amplias, como la geopolítica o la economía. Los sistemas penales, las capacidades de investigación e inteligencia, las prácticas de prevención tienen el reto de adaptarse a las nuevas condiciones. El verdadero crimen organizado, aprovecha los fenómenos emergentes, mientras permanece oculto entre las estructuras políticas y financieras, las estrategias conocidas apenas pueden dar cuenta de los efectos marginales, mientras las causas permanecen ocultas e intocadas.

El profesional de la seguridad ya no puede desarrollarse en la vieja y rebasada “industria del miedo”, debe trascender hacia la “industria de la certidumbre”.

F. Crisóstomo.

1 Response to “MIEDO O CERTIDUMBRE”


  1. 1 Luis Gonzalez del Rio agosto 14, 2010 a las 21:09

    Siento que en esta guerra contra la inseguridad nuestro mayor problema es que combatimos contra no sabemos quien, es decir el mejor jefe de policia o politico e inclusive jefes de la iglesia pueden estar coludidos con el crimen organizado y ya no sabemos contra quien o quienes combatir.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: