SIN MIEDO, SIN VIOLENCIA

“No debemos perder la fe en la humanidad, que es como un océano; no se mancha porque algunas de sus gotas estén sucias”. Mahatma Gandhi.

A días de cerrar la última hoja del calendario 2010, un “especialista en seguridad”, en horario estelar televisivo, haciendo gala de su “sabiduría”, nos regala unas cuantas perlas que, según él, contribuirán a mejorar nuestra seguridad, a saber: “Levanta tus bardas, fortalece tus puertas, desconfía; si sales a la calle, no lleves dinero ni luzcas tus galas; es peligroso que te roben tu identificación, mejor no la lleves contigo; si te detiene un retén, colabora; si el retén es de delincuentes, no te resistas, etc.”. Sin duda, esta clase de sabiduría, aplicada, es la que nos ha mantenido postrados ante los criminales (los públicos y los privados), es una renuncia absoluta a todo aquello que vale la pena vivir: el espacio público, la comunidad, el bien común, la convivencia.

Miedo y violencia son dos elementos que, cuando se engarzan, danzan en una espiral ascendente difícil de detener. Entonces, ¿qué podemos hacer?; Gandhi nos responde: “Casi todo lo que yo haga será insignificante, pero es muy importante que lo haga.”. Pueden parecer pequeñeces, pero, conocer al de al lado, aumentará nuestra certidumbre; salir a los parques públicos, ahuyentará a las ratas, al menos a las de cuatro patas y, con suerte, a las de dos; extender las palmas evitará que tengamos que apretar el puño.

Las grandes causas de la humanidad tienen muy poco que ver con las grandes organizaciones o con las grandes instituciones; en voz de Gandhi, podríamos resumir que nuestro más grande logro podría surgir de transformar en acción las siguientes palabras: “He tomado sobre mis espaldas el monopolio de mejorar sólo a una persona, y esa persona soy yo mismo, y sé cuán difícil es conseguirlo”.

Sin duda, el egoísmo y la codicia son las arterías por donde se alimenta al monstruo de las desigualdades; aquellos que están corriente arriba, sienten miedo de perder lo acumulado y exigen que se castigue a los ladrones, olvidando, tal vez, que “El que retiene algo que no necesita es igual a un ladrón”, e, impacientes y frustrados, pretenden cesar el crimen azuzando el empleo de la violencia “legítima”, confirmando con sus clamores que “Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia”. Mientras, los de corriente abajo, con sus más básicos temores (hambre, enfermedad, ignorancia), realimentan sus resabios y viven despiertos la pesadilla de la desesperanza. No obstante, todos podrían mejorar sus vidas, recordando otra de las frases de Gandhi: “No dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores”.

Claro que lo que le he dicho puede sonarle utópico y hasta absurdo, pues hay un requisito escondido, uno que para muchos es inalcanzable; seguro que, sin escarbar mucho, podemos encontrar ese huidizo requisito en la siguiente frase: “Un cobarde es incapaz de mostrar amor, hacerlo está reservado para los valientes”.

Sin importar que nos empeñemos en grandes obras o en actos insignificantes, nada garantiza que lograremos mejoras en nuestro entorno, no obstante, en cuanto termina un año, o un día, comienza el mañana y …

“Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear.”

Que el amor de estas fechas nutra su espíritu, para que su esfuerzo futuro le permita vivir aquello que vale la pena.

 

F.Crisóstomo.

 

Nota: Todas las palabras en negritas, son atribuidas a Mahatma Gandhi.

0 Responses to “SIN MIEDO, SIN VIOLENCIA”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: