INVERSIONES DE FUTURO

Más fácil es reprimir la primera codicia que satisfacer la próxima. Benjamín Franklin

Me cuesta trabajo creer que la mejor vía a la seguridad de nuestras comunidades se transite destinando mayores presupuestos a la violencia institucional (armas potentes o policías más hábiles, inteligentes y honestos), en cambio, creo que, sin que sea un solución sencilla ni cortoplacista, la educación nos promete soluciones más duraderas y eficientes.

Hablando de educación, y a propósito de la recién pasada temporada navideña, encontré una serie de consejos para educar a nuestros hijos sobre temas financieros.

Probablemente usted haya visto esas escenas, donde un niño se emberrincha para lograr que sus padres le compren esto o aquello, o donde un padre de familia, cargando sus botellas de licor rumbo a la caja, se niega a comprar el juguete de moda al niño, o la discusión entre papá y mamá por el destino de los dineros, o las largas filas, posteriores, en el Monte de Piedad (institución nacional tradicional de préstamos prendarios en México); pues bien, todo ello no son sino síntomas de una mala educación financiera.

Comprar, en época decembrina, se convierte en una especie de acto de expiación, incluso, a nuestros vecinos del norte se les dice que es un asunto patriótico, que contribuirán al repunte de la economía; sin embargo, a ellos, igual que a nosotros, la resaca financiera los alcanza en Enero. En medio de esa voracidad consumista está el mensaje que enviamos a nuestros hijos, nuestros hábitos y actitudes de compra se convierten en lecciones para sus vidas futuras: ¿Dónde quedó la idea de que el ahorro es la clave para la prosperidad?, ¿cuándo el ahorro dejó de ser el principal motor de la inversión?, ¿quién se atreve a negar que mediante el ahorro lograremos consolidar nuestra recuperación económica?

Vayamos pues a las recomendaciones:

  • ·         No gaste el dinero que no tiene (la regla básica).
  • ·         Cuando use su tarjeta de crédito frente a los niños, no olvide invitarlos a ver el momento en que usted hace los pagos. Esto les permitirá vincular la conducta con las consecuencias.
  • ·         Antes de comprar, invite a los niños a comparar precios, ya sea en Internet o en la tienda. Si ellos ven que usted es sensible a los precios, ellos también lo aprenderán.
  • ·         Asigne a los niños límites presupuestales. Si usted sostiene los límites, ellos aprenderán a presupuestar metas de corto y largo plazo.
  • ·         Hable con sus hijos acerca de los comerciales de televisión que exhiben artículos que ellos podrían querer, pero no necesitar. Ellos aprenderán la diferencia.
  • ·         No salga de compras sin una lista y no se aparte de ella. Invítelos a elaborar la lista, es la mejor técnica para adquirir la disciplina de evitar compras impulsivas.
  • ·         Pida a sus hijos que cuestionen las compras que usted mismo hace. El aprendizaje se consolidará.
  • ·         Evite que el centro comercial sea considerado como un paseo familiar; en su lugar vaya a algún parque. Esto reforzará la idea de que convivencia no equivale a consumo.
  • ·         No discuta sobre el dinero delante de los niños. El conflicto podría dejarles la impresión de que lo material es más importante que la cordialidad y la convivencia familiar.

El consumo y la posesión irracional son fuentes innegables de la codicia que caracteriza a nuestros grandes criminales y a nuestros grandes corruptos, esos que tanto dañan a nuestra seguridad; es posible que, al reducir la probabilidad de que nuestros niños adquieran esas falencias características, estemos contribuyendo a la seguridad futura. No obstante, tengo que hacer un importante apunte adicional; como en cualquier asunto relacionado con la conducta, los excesos son peligrosos; si el consumo y posesión irracionales desarrollan la codicia, el ahorro irracional puede conducir a la avaricia, que tampoco es un rasgo que podamos desear para nuestros hijos.

Si usted tiene alguna otra recomendación para la educación financiera de nuestro futuro, muchos aquí se lo agradeceremos.

 

F.Crisóstomo.

 

Nota: Los consejos fueron tomados de un artículo de Dan Kadlec, publicado en BNET; haga click AQUÍ, para consultarlo. 

0 Responses to “INVERSIONES DE FUTURO”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: