TONTERÍAS Y CONVICCIONES

Toda convicción es una cárcel. 
Friedrich Nietzsche.

Si alguien le dijera que el liderazgo, el empoderamiento o el arte militar aplicado en los negocios son conceptos que han dañado profundamente a la gestión, ¿cuál sería su reacción?; la mía fue de sorpresa, pero, de agradable sorpresa, pues me agrada encontrar ideas que cuestionan las convicciones generales, incluso las mías propias. Encontré un artículo de James Geoffrey, titulado “Los 5 Conceptos de gestión más tontos de todos los tiempos”, donde la pregunta básica es ¿por qué seguimos totemizando conceptos claramente obsoletos y dañinos?

Geoffrey comienza por decirnos que el Downsizing, en su sentido de recorte de personal, es un concepto que ha generado la imagen de que los CEO’s, cuando despiden personal para mantener la competitividad de sus negocios, demuestran características de valentía, al sobreponer los intereses de la organización por encima de los sentimientos de sus “buenos corazones”. ¡Falso!, dice Geoffrey; en realidad se trata de la manifestación de signos de un fracaso, pues estos directivos, no han hecho lo correcto para evitar esta condición y, en cambio, trasladan la penalización por las fallas a las personas que, de buena fe, trataron de ejecutar la estrategia errónea, definida por los directivos; así, el término Downsizing sólo sirve para ocultar sus rotundos fracasos y hacerlos lucir como estrategias de conservación de la rentabilidad.

Geoffrey también se refiere al “liderazgo” como uno de los cinco conceptos tontos; cuestiona el papel del líder, recordándonos que Peter Drucker, años antes de su muerte, durante una entrevista en NPR, sugirió que todo el parloteo sobre “liderazgo” no era más que eso, al afirmar que el mundo de los negocios no necesita líderes, sino administradores: personas que realmente puedan ponerse al servicio del equipo, conseguir que cada uno sea exitoso y nunca acaparar el reconocimiento. Geoffrey afirma que, la mayoría de las veces, el “líder” es como la persona que se encuentra con un desfile y se coloca delante; que el concepto de “líder” sólo ha servido para pichicatear el crédito que el equipo merece, que ha provocado la subvaloración de los administradores reales, quienes logran que el trabajo de los otros resulte cada vez más productivo.

El tercer Concepto Tonto, según la selección de Geofrey, es el de “Recursos Humanos”. Encuentra que el término lleva a reducir a la gente a la categoría de simple “recurso”, por lo que se torna posible pretender hacerlos trabajar horas extraordinarias no remuneradas, o despedirlos, en nombre de “la mejor utilización de los recursos”. El término, por sí mismo, comunica incertidumbre, pues implica que la persona es completamente dispensable. Así, pues, al cosificar a la gente, se logra tratar con ella sin mucho remordimiento ni consecuencias. Aconseja eliminar el término para volver a referirnos a las personas, con vidas, ideas y emociones reales, cuyo desempeño podría ser más importante que el de algunos altos ejecutivos.

El empoderamiento es el cuarto Concepto que Geoffrey clasifica como Tonto, recordándonos toda la cháchara relacionada con el efecto que las tecnologías tendrían en el empoderamiento de las personas y de las pequeñas empresas. La tecnología, dice Geoffrey, lejos de empoderar a los empleados, está sirviendo para espiarlos y tampoco ha ayudado a las pequeñas empresas a contrarrestar el poder de las grandes, por el contrario, estas últimas la han utilizado para penetrar y utilizar las capacidades de las primeras. Aconseja Geoffrey dejar de confundir tecnología con “empoderamiento” y ocuparse de promover el verdadero factor de empoderamiento de las personas: la creatividad humana, liberada de las limitaciones impuestas por los “líderes”.

El Concepto Tonto al que Geoffrey se refiere en quinto lugar es la aplicación de la doctrina de guerra a los Negocios. Nos advierte de la expansión de la visión militarista en el mundo de los negocios y de la insistencia en imitar a los generales y a los maestros de la guerra, para ser gerentes exitosos. Asegura que, cada vez con mayor frecuencia, los ejecutivos se expresan en términos bélicos: ¡Hemos armado nuestra fuerza de ventas!; ¡Hemos apuntado al conjunto adecuado de clientes!; ¡La nueva campaña publicitaria va a explotar en el territorio!; ¡Nuestras tropas están listas!; eso, dice Geoffrey, es un problema, pues, si los ejecutivos adoptan el dogma bélico, entonces éste prevalecerá y las estrategias que no encajen en el dogma, independientemente de sus posibilidades de éxito, serán rechazadas por el paradigma. Asegura, también, que esta clase de ejecutivos se orientarán a construir grandes y complicadas estructuras, pues privilegiarán el poder, la fuerza y la disposición a la competición por sobre la competitividad. Por otro lado, afirma que este tipo de gerentes resultan muy susceptibles a convertirse en fanáticos del control, enfatizan la obediencia y destruyen la iniciativa, además de dificultar que se tomen decisiones en los niveles medios y bajos de la organización. Asegura que el dogma militarista también puede provocar un alejamiento de los clientes, pues los mercados se transforman en territorios, los clientes en objetivos y el desempeño en campañas. No deja de lado la idea de que el militarismo puede traer consigo una carga misógina. Finalmente, recomienda abandonar el patrioterismo militarista y regresar a hablar de negocios en términos de relaciones, acuerdos y rentabilidad.

Sin duda este conjunto de opiniones pueden trastocar algunos de los conceptos mayormente aceptados; no obstante, como le advertí al inicio, en mi caso han resultado refrescantes, pues me obligan a repensar algunas de mis convicciones.

Usted, ¿qué opina?

 F.Crisóstomo.

 Nota: Para contextualizar, les recuerdo que James Geoffrey es estadounidense.

0 Responses to “TONTERÍAS Y CONVICCIONES”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: